DEJATE DE LECHES, LO QUE ES LA LECHE ES VENDER

Últimamente me he empeñado en hacer entender a todos los emprendedores una cosa que yo considero muy muy básica, y que tengo la sensación que muy poca gente les dice: LO MÁS IMPORTANTE ES VENDER. Todo lo demás es secundario. Y cuando digo todo, es TODO. Ahora que estamos en épocas de vacas flacas, me resulta más fácil trasladar este mensaje. Conseguir financiación se ha puesto complicado y la mejor forma de sacar adelante un proyecto es generando ingresos a través de las ventas. Sin embargo, en muchas ocasiones, ciertos emprendedores pretenden garantizar financiación para su proyecto para 2 o 3 años, y dedicarse a mejorar el producto, perfecccionando versiones beta, trabajando el marketing, etc. olvidándose por completo que el mejor test para su producto lo da el mercado, el cliente. De tal manera, que cuando quieren salir a vender, otro más listo, con un producto infinitamente peor y menos depurado que el suyo se les ha comido la tarta. En ese momento llega la angustia, la sensacion de haber perdido el tiempo, y haber dilapidado una buena cantidad de dinero, generalmente ajena, que ahora toca devolver. ¿Tan dificil es de entender? Si eres emprendedor, y por casualidades de la vida, estas leyendo estas lineas, no lo dudes. Coge tu producto, tu servicio, y sácalo a la calle cuanto antes. Olvidate de todo

View Full Post

;

EL QUE LA SIGUE, LA CONSIGUE

Tengo la sensación de que cada vez está menos valorado el esfuerzo. Vivimos en una sociedad que llaman del bienestar, y con unos niños, adolescentes y jóvenes que están teniendo las cosas muy fáciles. El sistema educativo actual permite poco el fracaso y docentes de diferentes niveles manifiestan que sus alumnos cada vez llegan peor preparados. ¿Cómo conseguiremos que luego se enfrenten al sacrificio para luchar por un futuro profesional y personal? Si algo me atrevo a decir después de varios años de iniciativas empresariales es que casi todo es posible. Esa es la mentalidad de un emprendedor. Nada se le pone por delante. Con trabajo, esfuerzo y sacrificio, se acaban consiguiendo alcanzar cotas impensables anteriormente. Y el secreto sólo es uno. Empezar por el principio, poner la primera piedra, diseñar el primer prototipo, hacer la primera visita comercial, buscar tu primer cliente, imaginar tu primera oficina. Eso que te parecía imposible años atrás, forma ahora parte del baúl de tus recuerdos. Porque en la vida…