La emancipación 3.0

En algún artículo anterior hablaba de las redes sociales, y hoy me gustaría compartir con todos vosotros una reflexión que ya he hecho en otras ocasiones y en algunos foros. Estoy hablando de las 3 etapas de la emancipación. Tradicionalmente, la emancipación se ha asociado al momento en el que el “polluelo” salía del cascarón familiar para buscarse las habichuelas de manera indipendiente y responsable. Sin embargo, hace ya tiempo que este concepto ha cambiado, llegando a desdoblarse en varias subetapas, alguna de ellas motivada por el desarrollo de las redes sociales. Y paralelamente, quiero aprovechar estas lineas para demandar que todo el mundo aspire en su vida alcanzar un tercer grado de emancipación. Esa que se alcanza cuando una persona da el salto al mundo del emprendimiento, a la busca y captura de sus propios sueños. Esta es la verdadera emancipación. La emancipación 3.0. Nadie discute la utilidad de las redes sociales en entornos corporativos, su capacidad de generar oportunidades de negocio. Sin embargo dudo mucho del uso que les dan los niños y jóvenes. La tecnología como tal, es un facilitador de nuestro día a día, pero ¿y su uso?. Internet ya supuso una revolución hace unos años, y la generalización de la banda ancha, ha hecho que el acceso a contenidos multimedia sea hoy visto como algo

View Full Post

;

EL BAR DEL PUEBLO Y LAS REDES SOCIALES

Estoy pasando unos días en un pueblecito de la provincia de Soria al que suelo venir regularmente durante los fines de semana de todo el año. Es un pueblo castellano, muy pequeño, en el que no hay panadería, ni tienda, ni se puede comprar el periódico. La fruta pasa a venderla un camión un par de veces a la semana, y el pescado, congelado, por cierto, otro camión cada quince días. Tampoco hay conexión a Internet, y no todos los operadores de telefonía móvil disfrutan de buena cobertura. La escuela se cerró hace ya muchos años. Y hasta hace apenas un mes, tampoco había bar. En resumen, el paraíso para desconectar de la rutina y perderse unos días. Sin embargo, lo que antes era la escuela, donde decenas de niñas aprendieron, se Convirtió, con una obra express en un bar, pero no en un bar cualquiera. Se convirtió en “el bar del pueblo”. En plena era digital, de las redes sociales, la apertura del bar ha supuesto una auténtica revolución. Yo soy de los defensores de las relaciones sociales tradicionalmente entendidas. Y no creo, al menos por el momento, en el cambio de modelo, que algunos defienden que están produciendo Internet y las redes sociales. Algo tan tradicional, tan simple, y tan español, como el bar, ha traído al pueblo

View Full Post

;